Telemadrid, yo, y todo lo demás (XXX aniversario)

A mediados de los ochenta, cuando mi padre gozaba de una fama considerable y yo intentaba destacar como imbécil con una adolescencia inusitadamente prolongada, aparece el embrión de lo que luego fuera TELEMADRID. En aquellos días se había decidido el himno y la bandera de la recientemente constituida comunidad autónoma, efemérides ambas que pude seguir de cerca dada la extraordinaria relación que mi padre tenía con algunos políticos socialistas (especialmente el presidente Leguina). Por nuestro piso de Julián Romea pasaban a conversar, beber, y negociar grandes personajes de entonces (Miguel Ángel Aguilar entre otros, Director General de EFE en esas fechas), y yo les escuchaba debatiendo sobre aquella futura televisión autonómica sin prestarles mucha atención, deseando que mi padre dejase de aporrear el piano para decirle que no me esperase despierto esa noche, ni la siguiente.

Para evitar que pudiera meterme en negocios peores –si es que los había- mi padre decidió incluirme entre los becarios del proyecto de televisión autonómica que, según creo, lideraba Martín Maqueda (al menos él es quien firmó mis documentos).

Recuerdo perfectamente aquellas oficinas de la calle Miguel Ángel, en donde ahora se ubica la Dirección General de la Policía. Era un semi-sótano, que daba al luminoso patio interior, con un bar cercano que servía unas estupendas croquetas en donde era habitual encontrar a mi viejo, trabajando. Recuerdo hasta unos planos de lo que debía ser el edificio “que ocupase” la cadena y que nunca se levantó (años después, y tras barajarse otras localizaciones que también recuerdo, se inclinaron por La Ciudad de la imagen).

A falta de actividad “televisiva” mis superiores, con Manolo Cerezo a la cabeza, me incluyeron en otro de sus proyectos, Onda Madrid, pero ante mi contrastada ineptitud decidieron enviarme durante unos meses a Radio 80, por ver si aprendía algo (tiempo perdido). Eran los años duros del “Novoprem” en el piso de arriba del Dalt Vila, de modo que mis sinapsis apenas retuvieron datos, pero recuerdo a Abellán y su señora, o algo así, y un concierto aburridísimo en el Centro Cultural de la Villa de un tal Labordeta (entonces desconocido para mí) .

A los pocos meses me marché, o me marcharon, y apenas tuve contacto con el ente (solo un par de intentos de venderles documentales) hasta que en 1991 me llamó José Miguel Contreras para darme la oportunidad de trabajar como guionista a sus órdenes, lejos de la autoridad de mi padre. Sin dudarlo dejé los documentales que estaba haciendo para integrarme en un equipo que, con bastante éxito -y más mérito- , consiguió colocar a Telemadrid como líder de audiencia en la Comunidad [En competencia con las cadenas estatales].

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 10669346_10204700791693751_669482782179095243_o.jpg

Pilar B, Felipe M, José Miguel M, Carmen O, Ricardo C, Jaime G, Teresa M (En la redacción de La Noche se Mueve. Faltan Javier R, Javier PDA, Blanca R). Calle Fernández de la Hoz.

De aquel grupo salieron decenas de formatos, y programas concretos, que aún hoy siguen alimentando a las cadenas de este inestable “país televisivo”. Informativos novedosos y creíbles, estupendos reportajes con cámara al hombro, espacios de realidad, programas de entretenimiento, entrevistas, deportes, y lo que luego se convirtiera en el centro de mi profesión: Las series, con Colegio Mayor como proyecto destacado. Por suerte pude participar en casi todos ellos, desde “La noche se mueve”, hasta “El Friqui”, pasando por el “Subybaja”, y algunos programas de Fin de Año de los que guardo gratísimos recuerdos.

Aún mantenemos amigos en la casa. Muchos con tintes heroicos. EL más destacable, para mi y por proximidad, es Javier Rodríguez “Rodri”. Hay otros, como Alipio, Reyero, Simón, etcétera con los que ya no he vuelto a coincidir, pero a los que siempre recordaré, así como a Pepe Pastor, productor y nuestra némesis en algunos momentos .

Ahora se cumplen treinta años desde que empezaron sus emisiones y me acuerdo de aquellas oficinas de MIguel Ángel como si fuera hoy. 

Anuncios

Acerca de Felipe Mellizo

Soy guionista, casi periodista, padre, pareja, ex-golfo, ex-aventurero, comilón, bruto, y seguidor del Atlético de Madrid.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s