EL CANON CANGREJO (Ejercicios para gente que esté fatal de la cabeza, o quiera estarlo)

Mi casa siempre fue una torre de Babel. Mi padre se debatía entre el alemán, el inglés, y el español, pasando por el árabe, mientras que mi madre se inclinaba más por el francés de sus “damas negras” -sólo coincidían en su amor por la música y los animales-. Como resultado nosotros mezclábamos todos los idiomas, para acabar hablando “ti-con-ti-la-ti-ti”. Cuando llegaban las navidades cantábamos villancicos como “O Tannenbaum” (alemán), junto a “We three kings” (inglés), y “Hacia Belén va una burra, rin, rin” (español), o “A veinticinc de desembre, fum, fum, fum” (catalán). E incluso hoy soy capaz de cantar una canción que se supone que es en euskera, aunque me niego a ponerme en ridículo delante de nadie para comprobarlo. Entre las muchas composiciones que cacareaba mi cantarina familia -acompañada por el piano, o la guitarra- destacaban algunas “fugas” y “cánones” a cuatro voces como:

20161205_230039

O el más popular en España:

20161205_225925

No le di valor a esas composiciones hasta que a mediados de los 80 mi padre me retó a leer un gran libro -en todos los sentidos- de Douglas R. Hofstadter, titulado “Gödel, Escher, Bach: un Eterno y Grácil Bucle” (premio Pulitzer 1980)Fue toda una experiencia, que me llevó más de un año completar -confieso que me salté alguna página para lograrlo-. Tardé más tiempo aún en valorar lo aprendido con esa lectura, pero ahora -treinta años después- no pasa una semana sin que recuerde algún pasaje de esa obra tan especial, que como bien dicen en la WIKIPEDIA trata de…

[…Cómo interactúan los logros creativos del lógico Kurt Gödel, del artista Maurits Cornelis Escher y del compositor Johann Sebastian Bach. Como el autor indica: “Me di cuenta de que Gödel, Escher y Bach eran solamente sombras dirigidas en diversas direcciones de cierta esencia sólida central. Intenté reconstruir el objeto central, y llegué con este libro.” Hofstadter se pregunta: “¿Siguen las palabras y las ideas reglas formales o no?” En el prefacio de la edición del vigésimo aniversario, Hofstadter lamenta que su libro haya sido malinterpretado como una mezcolanza de cosas ingeniosas sin un tema central. Señaló: “GEB es una tentativa muy personal de decir cómo es que los seres animados pueden surgir a partir de la materia inanimada. ¿Qué es un “uno mismo”, y cómo puede surgir un “uno mismo” de cosas tan faltas de ser tales como una piedra o un charco?”].

Gracias a la cartelería moderna, que ha popularizado hasta la saciedad algunos dibujos de Escher, podemos entender el concepto de una forma visual y sencilla, pero yo os recomiendo esta breve explicación musical del CANON CANGREJO que nos da Bach (Una composición que interpretada al revés sirve de acompañamiento para sí misma).

CANON CANGREJO (OS RECOMIENDO, SI ES QUE ALGUIEN SE PASA POR ESTE TEXTO, LA LECTURA DE ESTA EXPLICACIÓN)

En cuanto a la lógica -y a través de la escritura- este fenómeno queda perfectamente retratado por Hofstadter en el siguiente diálogo entre Áquiles, y la tortuga: Simétrico, capicúa, romboide, o como se le quiera llamar. PROBAD A LEERLO DE ABAJO A ARRIBA TAMBIÉN.

AQUILES Y LA TORTUGA SE ENCUENTRAN POR CASUALIDAD UN DÍA EN EL PARQUE MIENTRAS PASEAN.

Tortuga:

Buen día, Sr. Aquiles.

Aquiles:

Vaya, lo mismo digo.

TORTUGA

Qué agradable encontrarte.

AQUILES

Eso mismo pienso yo.

TORTUGA

Y es un día perfecto para un paseo. Creo que me iré a casa andando.

AQUILES

¿Ah sí? Supongo que no hay nada mejor para ti que andar.

TORTUGA

A propósito, hay que reconocer que parece que está s en buena forma últimamente.

AQUILES

Muchas gracias.

TORTUGA

De nada. ¿Te apetece uno de mis puros?.

AQUILES

¡Oh! Eres tan ignorante. En este tema los holandeses tienen un gusto bastante discutible. ¿No crees?.

TORTUGA

No estoy de acuerdo, en este caso. Pero hablando de gustos, por fin vi el otro día, Crab-canon de tu artista favorito M.C. Escher en una galería, y aprecio completamente la belleza y la ingenuidad con las que consigue que un simple tema se combine tanto hacia adelante como hacia atrás. Pero me temo que siempre pensaré que Bach es superior a Escher.

AQUILES

No lo sé. Pero una cosa segura es que no me preocupan las discusiones sobre gustos. “De gustibus non est disputandum”.

                                                             TORTUGA

Di me, ¿cómo llevas lo de la edad? ¿Es cierto que ya no se tienen preocupaciones?.

AQUILES

Para ser exacto uno ya no tiene neuras.

TORTUGA

¡Oh!, bien, lo mismo me ocurre a mí.

AQUILES

Tocar el violín. Eso marca la gran diferencia, ¿sabes?

TORTUGA

Dime, ¿no tocas la guitarra?

AQUILES

Eso lo hace un buen amigo mío. A menudo toca, el tonto. Pero yo no tocaría la guitarra con un palo de diez pies.

RÁPIDAMENTE, EL CANGREJO, APARECE DE REPENTE Y DEAMBULA EXCITADO.

Cangrejo:

¡Hola! ¡hola! ¿Qué pasa? ¿Qué hay de nuevo? ¿Ves este golpe, este chichón? Me lo ha dado un malhumorado. ¡Oh! Y en un día tan bonito. Mira, estaba yo simplemente holgazaneando por el parque, cuando apareció este tío gigante de Varsovia., -un trozo de oso colosal- tocando un laúd. Medía tres metros de altura. Me acerqué al tipo, que llegaba hasta el cielo, y me las apañé para darle unas palmaditas en la rodilla, diciéndole “Perdón, señor, pero está contaminando con sus mazurcas”. ¡Pero guau!, no tenía ni una pizca de sentido del humor y ¡pof! me dio un manotazo en el ojo. Si me hubiera dejado llevar me habría enfurecido, pero siguiendo la larga tradición de mi especie, me retiré. Después de todo, cuando caminamos hacia adelante, nos movemos hacia atrás. Está en nuestros genes, ¿sabes? Siempre me lo he preguntado: ¿qué fue primero el cangrejo o el gen? Es decir, ¿qué vino después, el gen o el cangrejo? Siempre le doy vueltas y vueltas a las cosas. Está en nuestros genes después de todo. Cuando caminamos hacia atrás, nos movemos hacia adelante. ¡Oh, Dios!, debo seguir mi feliz camino, así que me voy en un día tan bueno cantando ¡Oh, por la vida de un cangrejo! ¡TATA! ¡olé!

Y DESAPARECIÓ TAN RÁPIDO COMO LLEGÓ.

TORTUGA

Eso lo hace un buen amigo mío. A menudo hace el tonto. Pero yo no tocaría a un polaco con una guitarra.

AQUILES

Dime, ¿no tocas la guitarra?

TORTUGA

Tocar el violín. Eso marca la gran diferencia, ¿sabes?

AQUILES

¡Oh!, bien, lo mismo me ocurre a mí.

TORTUGA

Para ser exacto uno ya no tiene neuras.

AQUILES

Dime, ¿cómo llevas lo de la edad? ¿Es cierto que ya no se tienen preocupaciones?.

TORTUGA

No lo sé. Pero una cosa segura es que no me preocupan las discusiones sobre gustos. “De disputandum nonest gustibus”

TORTUGA

No estoy de acuerdo, en este caso. Pero hablando de gustos, por fin oí el otro día, Crab-canon de tu compositor favorito J.S. Bach en un concierto, y aprecio completamente la belleza y la ingenuidad con las que consigue que un simple tema se combine tanto hacia adelante como hacia atrás. Pero me temo que siempre pensaré que Escher es superior a Bach.

TORTUGA

¡Oh! Eres tan ignorante. En este tema los holandeses tienen un gusto bastante discutible. ¿No crees?

AQUILES

De ninguna manera. ¿Te apetece uno de mis puros?

TORTUGA

Muchas gracias.

AQUILES

A propósito, hay que reconocer que parece que estás en buena forma últimamente.

TORTUGA

¿Ah sí? Supongo que no hay nada mejor para ti que andar.

AQUILES

Y es un día perfecto para un paseo. Creo que me iré a casa andando.

TORTUGA

Eso mismo pienso yo.

AQUILES

Qué agradable encontrarte.

TORTUGA

Vaya, lo mismo digo.

AQUILES

Buen día, Sra Tortuga.

Y CON EL CONVENCIMIENTO MÁS QUE ABSOLUTO DE QUE NADIE LLEGARÁ A LEER HASTA AQUÍ ME DESPIDO DESEANDO A TODOS UNAS FELICES FIESTAS.

Anuncios

Acerca de Felipe Mellizo

Soy guionista, casi periodista, padre, pareja, ex-golfo, ex-aventurero, comilón, bruto, y seguidor del Atlético de Madrid.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a EL CANON CANGREJO (Ejercicios para gente que esté fatal de la cabeza, o quiera estarlo)

  1. DARTH V dijo:

    Yo llegué…. FELIZ NAVIDAD!!!!

  2. Jajaajjaa. La única!!!!!!

  3. Ali dijo:

    Bueno, ya somos dos. Que se sepa.
    Gracias, igualmente.

    O:

    Igualmente, gracias.
    Que se sepa, ya somos dos.
    Bueno…

    (Una chorrada)

  4. Ali dijo:

    Para lo de “polaco” y “palo de diez pies”, hay que consultar “pole” un diccionario inglés-español (por ejemplo, en el “Neuman and Baretti’s Dictionary of the Spanish and English”, fácil encontrarlo por la Interneque). O así, al menos, se entiende un poco mejor.

  5. DARTH V dijo:

    Jajajajajaja… muy bien de la azotea no ando no, jajajaj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s