Pequeñas notas de JAZZ

Mi familia es una familia cantarina y musical, algo que sorprenderá mucho a los que me juzgan por mi ronca y desagradable voz. Bisabuelos, abuelos, padres, y nosotros mismos  hemos aporreado teclas, pellizcado cuerdas, y soplado tubos (por partida doble, o triple…), con mayor o menos fortuna. Sí, yo también me senté frente al piano (cosa que no saben la mayoría de mis amistades). Desde los vals y “rigodones” del abuelo Trinidad, hasta el coro de Hilarión Eslava en el que participaban muchas de mis hermanas e incluso mi madre, hemos pasado por muchos estilos, pero la música más entrañable, la que mejores y más recuerdos me evoca, es el JAZZ. Mi padre era un enamorado del jazz, y al menos a mi me quedó una pequeña parte de su afición. Hoy es un día de celebración musical en todo el mundo, EL DÍA INTERNACIONAL DEL JAZZ. El mismísimo y con toda seguridad “exageradamente deificado” Obama lo celebra (espero que Mariano ni lo intente, porque su partido ya intentó cargarse el festival de jazz de Madrid) con Aretha, Al Jarreau, sting, y Herbie Hancock. Sí, representan un jazz muy comercial, pero es jazz. Un poco de ritmo no nos viene mal (y encima en Malasaña tenemos las fiestas del 2 de mayo).

 

 

Anuncios

Acerca de Felipe Mellizo

Soy guionista, casi periodista, padre, pareja, ex-golfo, ex-aventurero, comilón, bruto, y seguidor del Atlético de Madrid.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s