YA ESTAMOS AQUÍ

En mi caso, y en muchos otros, la vuelta a Madrid tras las vacaciones tiene dos alicientes claros: mi inodoro favorito, y esa maravillosa agua corriente que engullo vaso tras vaso, como si hubiera estado bebiendo arena durante treinta días. Después de disfrutar de ambos placeres uno abre el correo atrasado, pone lavadoras, resopla… Y cuando ha guardado celosamente las maletas, como si no quisiera que quedasen huellas de las vacaciones ya gastadas, se derrumba en el primer lugar que encuentra y mira al techo, buscando alguna motivación para volver a las rutina. En esas estábamos, mi santísima y yo, cuando nos ha venido a la cabeza iniciar una campaña a favor de que el fin de año se celebre el 31 de agosto. Le hemos dado vueltas y tiene mucho más sentido que en el descanso navideño. Cuando nos reiniciamos realmente es ahora, los estudiantes empiezan cursos nuevos, se hacen promesas y proyectos, en definitiva: empiezan más ciclos que en el paso de diciembre a enero. Si a eso se le añade que ya no dan los saltos de Garmisch  en TVE2, está más que claro. PORQUE EL FIN DE AÑO SE CELEBRE EL 31 DE AGOSTO.

Anuncios

Acerca de Felipe Mellizo

Soy guionista, casi periodista, padre, pareja, ex-golfo, ex-aventurero, comilón, bruto, y seguidor del Atlético de Madrid.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s