Una vieja entrada que recupero para algún navegante

La inseguridad de unos a la hora de juzgar una idea, sumada a la necesidad, obligación, ambición, y/o falta de escrúpulos de otros, no pueden producir nada bueno. Los “unos” y los “otros” se ven obligados a proponer, corregir, dudar, etcétera , y esa multiplicidad de opiniones elimina los detalles, las hojas y flores de la idea, dejando a la vista el tronco de los argumentos, que siempre es extraordinariamente parecido a los demás troncos del bosque de la creatividad. Es un sistema que anula lo individual, lo diferente. Administrar creatividad es otra cosa: Es apoyar al individuo, marcar pautas. Lo cierto es que no hay fórmulas, aunque muchos se devanen los sesos buscándolas para evitarse la engorrosa tarea de reconocer la paternidad de otros, por su incapacidad para crear, o simplemente para no asumir que su labor en el proceso es otra.

Anuncios

Acerca de Felipe Mellizo

Soy guionista, casi periodista, padre, pareja, ex-golfo, ex-aventurero, comilón, bruto, y seguidor del Atlético de Madrid.
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s