Lástima de navaja… de Ockham.

La culpa de todo la tiene el lenguaje. Durante generaciones hemos creado tecnicismos que nos alejaban de la realidad, de lo fundamental. Un lenguaje dentro del lenguaje. Hemos superado la necesidad real de palabras nuevas, complicando todo hasta distanciarnos de lo eficaz. ¿Quién -o qué- está detrás de estos metalenguajes? Al final, como dicen los indignados, hay gente que gana y gente que pierde; chorizos y víctimas, parados y banqueros. La “Navaja de Ockham” debería cortar un par de cuellos de estos prebostes lenguaraces, que sospecho que con el hundimiento de la economía se sienten realizados (me imagino que estarán cachondos, corriendo por pasillos “con una misión” -por fin-, como becarios de prensa en la sede de cualquier partido político en una noche electoral).

Anuncios

Acerca de Felipe Mellizo

Soy guionista, casi periodista, padre, pareja, ex-golfo, ex-aventurero, comilón, bruto, y seguidor del Atlético de Madrid.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s