GECA : LA TELEVISIÓN VISTA DESDE UNA PERSPECTIVA PARANOÍCO-CRÍTICA.

EL MÉTODO EN SÍ, LEGADO TEÓRICO DE DALÍ, SE DEFINE COMO: «método espontáneo de conocimiento irracional basado en la objetividad crítica y sistemática de las asociaciones e interpretaciones de fenómenos delirantes».

Y yo EMPEZARÉ APLICÁNDOLO A G.E.C.A (o MAX TV, o ENYD TV -“CON Y y no I”,un error de quien registró la empresa, porque el nombre pretendía ser un homenaje a la escritora londinense Enid Blyton, primer fenómeno delirante que recuerdo de aquellos días-. El segundo es que tuvimos un pleito por la marca MAX TV, que perdimos). Finalmente quedamos como Gabinete de Estudios de la Comunicación Audiovisual (una empresa singular en el mercado audiovisual español, como rezaba el primer párrafo del documento de presentación -línea que nos persiguió durante años-).

Por entonces yo estaba redactando la agenda del suplemento “Tentaciones” de EL País (Dirigido por el amigo Vicente Jiménez), y el primer número de la revista de la FNAC, (A las órdenes de Miguel Barroso. Una publicación de la que sólo se editó aquel ejemplar, que repartieron en la inauguración, con Terenci Moix en la portada y entrevista -como no- a Jorge Semprún). Había terminado mi periplo en Telemadrid, y ya no hacía documentales, ni colaboraba con el Master de Periodismo.

La salida de JM Contreras de Telemadrid era inminente, y con su marcha arrastraba a todo un grupo de profesionales, que habíamos desarrollado en la cadena programas como “El Friqui”, “La noche se mueve”, “Colegio Mayor”,  y unos informativos y otros espacios de interés público que situaron a la cadena al frente de las audiencias locales. Se habían reorganizado los archivos, e intentado la unificación de los distintos departamentos de la sociedad pública, esparcidos sin criterio por una decena de pisos y oficinas del centro de Madrid, en una única sede  (Una idea que nace cuando Martín Maqueda desarrollaba el primer proyecto de televisión autonómica, pero que fracasa por desacuerdos políticos, y que pude conocer gracias a que mi padre ocupaba el puesto de director de comunicación del primitivo ente). El mismo equipo de JM llevó a la cadena herramientas de programación hasta entonces deconocidas -audiencias, estudios de mercado, MIPCOM, NATPE, ETC- (Aún recuerdo el revuelo -artículo en ABC incluído- que se montó cuando JM y parte de su equipo fueron a Cannes por vez primera, con la oposición criticándoles por lo que consideraban un gasto excesivo… Hoy van al encuentro  más de 200 profesionales españoles, para, según ellos, intercambiar, comprar y vender formatos e ideas -para mi van a darse importancia y comer bullabesas-).

Una de las “novedades” que conocimos de mano de José Miguel -al menos nosotros-, fue el estudio y análisis de las audiencias “MINUTO A MINUTO”. Ahora es algo popular, incluso ha perdido cierto interés para programadores y profesionales (hacen mal), pero entonces sonaba a futuro, a Max Headroom (serie futurista de 1987 en la que los protagonistas luchaban por la audiencia contra grandes y maliciosas empresas de comunicación). Lástima que nuestros medios fueran tan escasos. Sin tecnología que pudiera ayudarnos empezamos a trabajar en esos minutados de contenidos con cuadernos pautados. Cada uno en su casa (M.Valdivia, F.Pontón, J.M Contreras, J.Salarich, A. Augustín, S. Jiménez, y yo mismo), nos sentábamos frente al televisor con el teléfono al lado. Coordinados por la hora de telefónica (el entonces popular 093), anotábamos los contenidos de la cadena que nos había tocado en el reparto de marrones durante dos horas, línea a línea… Por suerte o por desgracia -según quien lo lea- a mi me tocaban las películas de TEL E5, que programó las “obras completas” de Van Damme. [Me las sé de memoria: un chico feliz, un amigo torpe, una pelea, una pequeña traición, se ofrece, se entrena, pierde, gran traición, hundimiento, chica guapa ayuda, se entrena, se entrena, se entrena, lucha, parece que pierde, gana…]. Al día siguiente entregábamos el cuaderno al equipo de análisis (Silvia, Maribel, Yolanda, Jesús…), que pasaba nuestras torpes notas a una plantilla de “excel” para asociarlas a los datos que SOFRES (Kantar) nos enviaba.  Una vez completa la información se buscaban claves, casi siempre generalistas y difusas, que pudieran impresionar a los directivos de las cadenas y productoras que contrataban nuestros servicios, o a aquellos a quienes seducíamos para que lo hicieran.

Poco a poco nos fuimos abriendo un hueco en las agendas de grandes productoras y cadenas de aquellos días. Nos movíamos con facilidad gracias a la ignorancia tecnológica de los ejecutivos de la generación anterior, y aprovechando sus inseguridades pusimos nuestra “pica en Flandes”.

Anuncios

Acerca de Felipe Mellizo

Soy guionista, casi periodista, padre, pareja, ex-golfo, ex-aventurero, comilón, bruto, y seguidor del Atlético de Madrid.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a GECA : LA TELEVISIÓN VISTA DESDE UNA PERSPECTIVA PARANOÍCO-CRÍTICA.

  1. Párrafo a párrafo, con tranquilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s